ESTABLECIENDO LA VERDAD DE DIOS EN MI FAMILIA

B

Existen muchas frases hermosas acerca de la familia, del matrimonio y del hogar; da para reflexionar que éstas, son los anhelos del alma que todos necesitamos. Es sabido que la vida y el matrimonio, no se construyen con frases, sino más bien, con amor y sacrificio.

La familia es, en términos generales; «El núcleo de la sociedad. La base de la estabilidad social». Ésta siempre ha sido centro de hostilidad desde el principio; la maldición de la caída, destruyó la primera familia (Adán, Eva, sus hijos)

Satanás pervirtió la obra de Dios y condujo a esta sociedad a un diluvio.

Hizo fracasar familias como la de nuestros primeros padres, la de Isaac, Jacob, David, Salomón etc.

En el libro de Génesis el enemigo se presentó como una “serpiente”  y en el libro de Apocalipsis aparece como un “dragón”. ¡Cómo ha influido en todos los tiempos el enemigo de nuestras almas!; ya en la cultura griega, un filósofo llamado Platón, menciona en su obra “La República” lo siguiente:

“Las mujeres deben ser tenidas en común y los hijos enseñados por el estado.”

Actualmente Europa, Francia desde el año 2005, especifica en su Constitución: “El contrato matrimonial es renovable”; Hoy ya en casi todos los países del mundo, se ha adoptado el matrimonio homosexual, y el pecado, ha tomado forma de “Ley de Estado”

La ley de Identidad de género, está destruyendo lo fundamental en la vida del hombre, su esencia y su dignidad. Y las familias han adoptado diferentes nombres avaladas por los gobiernos progresistas.

La sociología actual, concluye que:“La familia ya no es más la célula más importante de la sociedad” Al menos como la conocemos hoy, y ha sido reemplazada por el “individuo” hemos pasado a ser, una sociedad individualista.

La hostilidad hacia la familia se ha presentado siempre en dos frentes:

Externo: La Filosofía y Psicología en la Sociedad

Interno: Los propios problemas por desconocimiento de lo esencial del matrimonio

Aunque los dardos del enemigo han ido certeros contra todas las familias de la tierra, somos los creyentes, los que vivimos y sufrimos una constante confrontación. Es el Humanismo Radical versus el Cristianismo.

El problema de la Iglesia actual, ha sido en muchos casos la tibieza y falta de consagración al Señor de la vida. Como consecuencia ha caído en los siguientes estados:

  • Ha cedido en gran medida a la tentación del éxito y el poder, cambiando su estilo de vida asimilando los nuevos esquemas
  • Su voz no se escucha en defensa del hombre y la familia. Está profundamente afectada por sus divisiones internas.
  • Ha sido penetrada por el Humanismo, a través de la teología liberal, o en el escapismo de un cristianismo sentimentaloide.
  • Los Ministros están más preocupados por los números, que el desarrollo  integral de las personas.

Más cuando la presión social y la guerra cultural han tratado de destrozar al matrimonio y por ende a la Familia, disponemos de buenas noticias y esperanza para las familias que tienen a Cristo como el Señor de sus vidas.

¿Por qué las fuerzas satánicas  atacan a la familia y el hogar? Porque la familia y el hogar, es lo más cercano al corazón de Dios.  Afortunadamente los creyentes verdaderos conocen quien es su Dios…, El nos da Su luz en la oscuridad, y el plan eterno que trazó ningún hombre cambiará, es Dios, El solo es Dios.

Las Buenas Noticias para la familia, descansan en el precioso carácter de Dios, en su fidelidad, en Su inmensurable amor eterno mostrado a toda la humanidad, a través de Jesucristo Su Hijo, quien puso su vida por la nuestra.

El plan de Dios es un plan para la familia; a través de Su palabra nos promete la victoria contra el pecado y contra toda la artillería pesada del enemigo contra el hogar, ¡Satán no va a salirse con la suya!

El Espíritu Santo que mora en el corazón de cada creyente y en el seno de la Iglesia verdadera, nos muestra fielmente la verdad y libertad a la esclavitud en las cuales se han enredado muchos matrimonios.

La salida y defensa de la Iglesia es “Retomar la palabra de Dios como norma absoluta y obedecerla, aunque signifique ir “en contra de la corriente”

Definitivamente, el matrimonio es la idea de Dios; es el designio perfecto de Dios. Es la piedra angular donde se edifica; la familia es para la sociedad, lo que el átomo es para el universo; la sociedad que pierde la unidad familiar le espera la destrucción.

Por lo tanto, si la familia es vital para el desarrollo de la sociedad, también es vital para el desarrollo de la Iglesia.

Dios hizo la familia  con propósito y diseño, (Génesis 1: 26-28). El la estableció para que el hombre a través de la misma,  realizara los propósitos eternos de imagen divina y de dominio.

Dios quiere que todos sepamos que Él quiere restablecer la paz en los hogares y establecer de nuevo aquella paz que a Él le complace y le gusta bendecir. Su deseo es restaurar la comunicación entre los hijos y los padres; y destruir todas las barreras del odio y la incomprensión de forma que los padres e hijos puedan entenderse y establecer una magnífica relación familiar.

Tenemos que reflexionar en el hecho que Dios FORMÓ EL HOGAR ANTES QUE LA IGLESIA. Y su deseo es que la unidad con El y la reverencia hacia El, que la gente espera hallar solamente en la Iglesia, abunde también en todos los hogares que le temen.

Nuestro Padre Celestial desea, que los padres se preocupen de los problemas de la familia, que los hijos sepan que cuando el enemigo ataca, pueden hallar en sus padres amantes un regazo en el cual descansar…, que el corazón de todas las madres estén abiertos rebozando de compasión por sus hijos.

Dios anhela alcanzar a sus hijos rebeldes; llevar esos hijos rebeldes, a los desobedientes, a tal punto en que puedan percibir y recibir lo completo que es su perdón. ¡Cuando nuestro Padre Celestial perdona, olvida!

Por último debemos comprender que Dios ha constituido la FAMILIA con los siguientes objetivos:

  • Ser el centro de la comunión y amistad con Dios.
  • Para establecer de la misma, el carácter en el  hombre.
  • Para el ordenamiento y funcionalidad de sus ministerios.
  • Para la reproducción tanto en lo natural como en lo espiritual.
  • Para el dominio natural y espiritual.

Es en la familia donde los verdaderos principios de amistad entre Dios y el hombre serán establecidos. (Dt. 6)

Es en la familia donde en verdad el carácter de Dios será reproducido. (2ª Tim. 1:5)

Es en la familia en la cual todo ministerio y función serán probados y aprobados. (1ª Tim. 3:4-5, 5:4, Tito 2:5)

“La familia bien consolidada es como un diamante indestructible”

“La familia es un grupo donde Tú eres el protagonista”

“Tu familia es una joya única e invaluable”

“La familia feliz es un paraíso anticipado”

“La paz y armonía constituyen la mayor riqueza de la familia”

“Un matrimonio cristiano es una unión espiritual con Dios, que se entiende sea una expresión visible de la relación que Dios tiene con la Iglesia, que es la novia de Cristo”

“Acontece que el hombre le da la vuelta al mundo para buscar lo que le hace falta, regresa a su casa y ahí lo encuentra”

Con cariño, Alicia 🌸

junio 15, 2019

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *